Según una estadística de Coches.net basada en 5.200 entrevistas a conductores. El 42,8% de los automovilistas españoles reconoce posponer la visita al taller y las revisiones periódicas de su vehículo como consecuencia de la crisis económica. Hace un año sólo el 20 % de los conductores reconocían esas prácticas.

El 50,5% de los entrevistados ve razonable el coste de las reparaciones, frente a un 29,9% que piensan que son caras y un 9,6% que tachan estos costes de abusivos.

El 46,7% de los conductores pagaron menos de 300 euros por su visita al taller, frente a un 16,62% que gastó más de 600 euros. Con un nivel de satisfacción avalado por el hecho de que tres de cada cuatro automovilistas aseguran que volverían a llevar su coche al mismo taller e incluso lo recomendarían a otros.

Una vez más la confianza aparece como principal factor para elegir taller, (77,6%), la comodidad ocupa el segundo lugar (19,2%) y el precio (9,4%) el tercero. Según esa encuesta los talleres independientes detentan el 49,84% del mercado de la posventa del automóvil y los marquistas el 43,14%. Dato a tener en cuenta es que mientras la entrega de factura está generalizada en el sector marquista (92,8%) no lo está tanto entre los multimarca (76,7%).

Los conductores españoles puntúan al taller con un 7,2, y un 7,8% si se califica el trato personal.