En Audi, la conducción pilotada significa seguridad y confort en la conducción. Por ello, la compañía toma parte de forma activa en la iniciativa de investigación Ko-HAF, que desarrolla estándares y soluciones para la conducción autónoma. Audi introducirá su sistema de conducción pilotada en la próxima generación del Audi A8.

 

Audi participa en la iniciativa para la conducción autónoma Ko-HAF, que tiene como objetivo desarrollar estándares y tecnologías que permitan la conducción altamente automatizada en el tráfico diario, por ejemplo integrando esta funcionalidad con la conducción en autopista. Los trabajos incluidos en el proyecto abarcan varias áreas, desde simulaciones por ordenador a pruebas de conducción en pistas cerradas al tráfico, y más adelante también en carreteras públicas. Además de Audi, otros fabricantes alemanes, proveedores y universidades están involucradas en el proyecto. La iniciativa está financiada por el Ministerio Federal Alemán de Economía y Energía.
Audi participa activamente en todas las materias incluidas en esta iniciativa de investigación, que incluyen el desarrollo de modelos precisos que sirvan de base para la elaboración de mapas digitales, la localización de vehículos a través de mapas digitales y de características ambientales utilizando los datos recogidos por distintos sensores, conceptos que permitan al conductor tomar el control de la conducción de forma segura, reacción altamente automatizada a las posibles alteraciones del tráfico y control automatizado de la conducción para un tráfico optimizado, con mayor seguridad y un aumento del confort.
Las tecnologías para la conducción pilotada destacan por aportar mayor seguridad, ahorros de tiempo y confort. Audi introducirá la conducción pilotada en la próxima generación del Audi A8. En una primera fase, este sistema será capaz de hacerse cargo de la conducción al aparcar, o en situaciones de tráfico denso en autopista, a velocidades de hasta 60 km/h.