El fabricante alemán BMW será, a partir del próximo otoño, el primero en ofrecer un coche producido en serie equipado con los nuevos y avanzados faros de luz láser.

El nuevo BMW i8 se presentó con esta tecnología en la Feria Internacional de Frankfurt. De hecho, este modelo no solo hace historia como deportivo híbrido, sino también es el primer coche de serie que incorpora la novísima tecnología de luz láser.

Mientras la versión básica del BMW i8 está equipada con faros de LED de alta intensidad y gran eficiencia energética, la luz láser opcional garantiza un haz de luz de hasta 600 m de alcance, doblando el ya de por sí gran alcance de los modernos LED.

Gracias a la nueva tecnología láser, se aumenta la eficiencia energética en un 30% más en comparación con las luces de LED de bajo consumo.

Además de rebajar el uso energético, los nuevos faros BMW Laser Light iluminan la carretera con una intensidad significativamente mayor, sin calentar la zona circundante. Señalar, en este sentido, que diodos láser son diez veces más pequeños que los diodos de luz convencional, por lo que ayudan a ahorrar, tanto en espacio como en peso.

Debido a las propiedades intensas y prácticamente ideales del haz de luz, los diodos láser hacen que el resto del sistema sea aún más eficiente. Junto con el asistente (digital) de luz de carretera basado en cámara, deslumbrar al tráfico que se aproxima de frente o a los coches que circulan por delante del BMW i8 queda prácticamente eliminado.

Sin duda, los faros BMW Laser Light son la fuente lumínica ideal para las luces principales del vehículo. Combinan un rendimiento y una seguridad sin parangón con un alto nivel de eficiencia y un tamaño excepcionalmente compacto.

El BMW i8 será, por tanto, el primer coche producido en serie del mundo que llevará esta innovadora tecnología lumínica. Durante los próximos años, otros modelos de la firma germana se equiparán con este sistema de luz láser.