La rentabilidad es, en la actualidad, el principal reto -o uno de los principales- de los talleres de automoción. Ser eficaces y eficientes en todos los procesos permite a los negocios de reparación acercarse a esta meta. Factores como la seguridad, la flexibilidad o la reducción de costes han provocado el auge de la tecnología ‘en la nube' en todo el mundo y en todos los sectores de actividad, informan en el último post de CSS; sin embargo, pese a sus evidentes beneficios, una parte de las pymes, incluidos talleres de reparación, sigue indecisa a la hora de subirse a ella.

Según calcula Gartner, consultora especialista en TIC, el mercado mundial de servicios en la nube crecerá un 18% en 2017 alcanzando una facturación de 246.800 millones de dólares, frente a los 209.200 millones de 2016. Dentro de este crecimiento, cabe esperar que los servicios de aplicaciones en la nube (SaaS) subirán un 20,1%, hasta llegar a 46.331 millones de dólares este año, cifra que ascenderá a 75.734 millones en 2020, de acuerdo a las previsiones de la consultora.

Dentro de esta categoría de productos SaaS se encuentra el Módulo de Gestión de Taller de Connection Soft Service, diseñado para la gestión diaria de los establecimientos de reparación de vehículos. Gracias a su experiencia, CSS ha diseñado un software que ofrece, entre otras funcionalidades, cita previa online, recepción activa en tablet (iOS y Android), webmail y SMS, control de trabajos en curso, cuadro de mando y análisis de resultados, o facturación electrónica para aseguradoras.

Para garantizar la innovación y la transformación de los negocios, toda empresa moderna debe asumir el objetivo de adaptarse a las necesidades de la era digital. En este sentido, los servicios ‘cloud' flexibilizan los gastos de funcionamiento, mejoran la oferta de servicios, facilitan la competitividad y hacen que los negocios se adapten más y mejor a los requerimientos del mercado.

Muchos expertos señalan que la transformación más radical de los negocios vendrá de la mano de ‘la nube', de las aplicaciones móviles y del Software como Servicio (SaaS). “La ‘nube', en el caso concreto del taller, permite disfrutar de una gran capacidad de almacenamiento y gestión de datos, de información al fin y al cabo, que nos ayuda a ser más eficientes y tomar decisiones adecuadas”, aseguran desde CSS, que destaca, además, que SaaS permite que, para disfrutar de todo el potencial de sus herramientas, no hace falta instalar nada en tu ordenador, tablet o smartphone. Además, en lugar de adquirir un programa, simplemente se pagará por su uso.

La combinación de la nube, “Apps” y SaaS ha hecho posible que, hoy en día, las pymes tengan la capacidad de utilizar un software tan potente como las grandes empresas, pero pagando un precio ajustado. Según CSS, “ya no son necesarios grandes departamentos de informática, instalaciones costosas y complejas consultorías para que las empresas de pequeño tamaño accedan a sistemas de información competitivos”.

Por todo ello, ‘la nube' es especialmente útil para autónomos y pymes, que pueden beneficiarse de las grandes ventajas de trabajar en este entorno.

- Reducción de costes. Contratar un servicio profesional que cuenta con el apoyo y un equipo de consultores tecnológicos expertos en gestión de negocios de automoción permite un ahorro de hasta el 70%; pago por uso y gasto bajo control; o disponer de una tecnología siempre actualizada de forma automática.

- Eficiencia de los procesos. Al contar con una solución de gestión de taller profesional como la de CSS, se automatizan los procesos internos del negocio, lo cual trae como resultado tiempos de ejecución de tareas optimizados.

- Su implementación es muy sencilla y rápida. No requiere hardware ni componentes que conlleven un trabajo de instalación y permiten su acceso desde cualquier dispositivo y lugar. Simplemente basta con tener conexión a Internet para acceder a las aplicaciones o a la información. Además, los documentos están alojados en la nube, no en equipos individuales. Por lo tanto, distintos usuarios pueden compartirlos o trabajar sobre ellos sin necesidad de estar físicamente juntos.

De igual forma, si el disco duro o el propio ordenador del taller dejan de funcionar no será un problema para los datos, que seguirán totalmente accesibles desde cualquier otro dispositivo. Además, en el entorno 'cloud' el usuario se despreocupa de las copias de seguridad porque la nube las realiza automáticamente y con un cifrado seguro, a prueba de cualquier ciberataque.