Ericsson y AT&T Drive han diseñado una nueva solución wifi integrada que proporciona a los usuarios conectividad inalámbrica de un modo sencillo dentro de sus vehículos.

El sistema, presentado en la feria CES de Las Vegas, permite a los fabricantes de automóviles premium la posibilidad de utilizar la potente red móvil de AT&T, para que sus usuarios accedan a un punto de conexión inalámbrica desde el interior del coche.

Además de las características de seguridad e infotainment (información entretenimiento) que permite la conectividad, los fabricantes de automóviles pueden usarla también para actualizaciones de software por vía inalámbrica y configuraciones descargables avanzadas de motores.

El vicepresidente de Internet de las Cosas de AT&T Mobility, Chris Penrose, opina que esta colaboración con Ericsson supone otro hito en su relación estratégica con el fabricante sueca, al mismo tiempo que continúa sentando nuevas bases para hacer posible "la experiencia de coche conectado de última generación para los consumidores".