Microsoft y Harman están trabajando para que los usuarios tengan la posibilidad de interactuar con archivos Office desde la comodidad de su automóvil. En este sentido, se trata de hacer que el sistema de entretenimiento y datos del vehículo nos permita utilizar con la popular plataforma de aplicaciones de oficina de Microsoft.

Así, Harman quiere que sea más sencillo responder correos electrónicos del trabajo, conectarse a reuniones de trabajo vía Skype o establecer citas en la agenda. Todo ello mediante comandos de voz y sin tener que retirar las manos del volante o la vista de la carretera.

Algunas funciones estarán limitadas solo a los momentos en los que el vehículo esté estacionado o en modo de conducción autónoma por razones de seguridad. Con un futuro de coches autónomos a la vuelta de la esquina, la idea de aprovechar el tiempo en los viajes no parece tan mala.

Esta implementación tecnológica surgió principalmente para las personas que no pueden desatender sus asuntos de trabajo durante el tiempo que invierten al conducir, especialmente en ciudades con mucho tráfico.