En un Opel Insignia 2.0 CDTI con motor A20DTH se aprecia un funcionamiento irregular del motor. En ocasiones, con el motor a ralentí, se producen aumentos puntuales de la velocidad del motor. Se enciende el testigo de avería de motor. El código de avería en la unidad de control motor es P1325 - rendimiento de la rueda reluctora de posición del cigüeñal. La causa es que el volante de inercia bimasa está defectuoso.

Autotecnic recomienda utilizar el terminal de diagnóstico compatible para comunicar con la unidad de control motor y efectuar una lectura y borrado de averías. Si la avería se vuelve a registrar al poner en marcha el motor, hay que seleccionar los parámetro de rpm y de máxima presión de combustión de cada uno de los cilindros con el motor a ralentí, a temperatura de servicio:

  • Los parámetros deberían mostrar un valor comprendido entre 4.5 y 5 Mpa.
  • Mostrar la representación gráfica de la señal de rpm.

Conclusiones a la adquisición de datos:

  • El valor de rpm es correcto de rpm, sin cortes ni picos de señal, refleja únicamente las pequeñas oscilaciones en la velocidad de giro que se manifiestan puntualmente a ralentí.
  • Los valores de máxima presión de combustión son correctos en todos los cilindros, lo que permite descartar el fallo de los sensores de presión incorporados en las bujías de incandescencia.

Seleccionar, entonces, los parámetros de corrección de caudal mediante el tiempo de apertura de los inyectores con el motor a un régimen de giro constante de 2.500 rpm:

  • Los parámetros deberían mostrar un valor comprendido entre 6 y 9 ms.
  • Los valores mostrados muestran unos valores medio-altos que, sin embargo, no superan el máximo admisible en ninguno de los cilindros.
  • Durante el funcionamiento del motor a velocidad constante, el registro de los valores más elevados de corrección se va alternando entre los distintos cilindros.

Para descartar completamente la posibilidad de un defecto en la señal de rpm, utilizar un osciloscopio para comprobar el sensor de revoluciones del cigüeñal.

Las verificaciones realizadas permiten descartar el posible defecto en la señal de rpm, en la estanqueidad de los cilindros y en la regulación de combustible. La causa de la anomalía deberá estar, pues, en un defecto mecánico capaz de perturbar la regularidad cíclica de giro del motor a ralentí. Por todo ello, la verificación más pertinente es la del estado del volante de inercia bimasa, examinar el ángulo de holgura del mismo:

  • Antes de examinar el ángulo de holgura, el volante de dos masas debe girarse varias veces en sentido horario y contrahorario para obtener una comprobación de la resistencia de los muelles. Además, durante la rotación del volante de dos masas, puede emitirse un fuerte ruido de click inusual o un posible ruido de traqueteo o crujidos.
  • El ángulo de holgura es el ángulo sobre el que el volante primario y el secundario pueden girar ligeramente uno contra el otro. De ese modo, las aletas de la brida se desplazan en el conducto de los muelles alabeados sin unir los muelles. Factores funcionales determinan que el ángulo de holgura sea de hasta 8 dientes.

Si el volante secundario ha girado más allá de este punto, los muelles alabeados del conducto se desplazan hasta el retén de muelle en el volante primario/tapa. Por primera vez, ahora, la fuerza de los muelles alabeados está activa.

  • Girar el volante secundario en sentido contrahorario hasta que la contrafuerza elástica (fuerza de muelle) se note claramente.
  • Soltar el volante secundario lentamente hasta que los muelles alabeados estén relajados, es decir, que ninguna contrafuerza actúe sobre los muelles.
  • Marcar la posición haciendo una línea vertical con un lápiz blanco en el volante secundario y en la corona dentada del motor de arranque.
  • Girar el volante secundario en sentido horario hasta que la contrafuerza elástica se pueda notar claramente.
  • Soltar el volante secundario lentamente hasta que los muelles alabeados estén relajados.
  • Aplicar marcas nuevas en el volante secundario a la altura de las marcas de la corona dentada del motor de arranque.
  • Contar la cantidad de dientes en la corona dentada del motor de arranque desde el diente marcado hasta la altura de la primera marca en el volante secundario. Factores funcionales determinan que son permisibles hasta 8 dientes.

El volante de dos masas tiene que sustituirse si:

  • La diferencia excede la cantidad de 8 dientes.
  • El volante de dos masas no puede girarse.
  • Durante la rotación del volante de dos masas se escucha o se nota un retén metálico fuerte.

El informe completo se puede consultar pinchando AQUÍ.