El fabricante de componentes Valeo lanza una nueva tecnología que permite que un vehículo pueda aparcar solo. El sistema, denominado 'conductor automático', funciona como un cerebro, expresó Guillaume Devauchelle, vicepresidente a cargo de la innovación y desarrollo científico de la firma francesa.

Valeo presentó este prototipo en el marco del Salón Internacional de la Electrónica de Consumo (CES), que se celebró en Las Vegas hasta el 10 de enero.

"Actúa etapa por etapa, con una cierta libertad de decisión, y se adapta a todas las circunstancias", recalcó el directivo, precisando que "hasta ubicándolo nuevamente en las mismas condiciones, no actuará dos veces de la misma manera".

El funcionamiento es bastante simple. Fuera del automóvil, el conductor activa una aplicación desde su teléfono inteligente o cualquier objeto conectado y el vehículo busca la primera plaza disponible para estacionarse.

El sistema no precisa ningún equipamiento específico en el estacionamiento, aseguró Devauchelle. Se fundamenta en captores de ultrasonido, utilizados ya en automóviles, como los radares para retroceso, por ejemplo.

Únicamente hace falta agregarles algunos más, en la parte delantera y en los costados, y añadir, si es necesario, cámaras para reconocer lugares habilitados para minusválidos o entradas de garaje.

"El objetivo es hacer de esto algo accesible al mayor número de consumidores", destacó Devauchelle, con tecnología no sólo reservada para vehículos de alta gama debido a su coste.