El embrague es una pieza mecánica propia de los coches que están equipados con caja de cambio manual, apunta Loctite en un artículo que les adjuntamos íntegro.

Recordemos que la función principal del embrague es transmitir por adherencia la potencia del motor hacia la caja de cambios, permitiendo el paso de una marcha a otra y absorbiendo además las sacudidas de la transmisión.