Una nueva Red de Alerta (Nº: CCAA-242/2017) de la Agencia Aecosan informa de que en los vehículos SEAT Ibiza (KJ) de 2018 que se haya montado un tubo de clima defectuoso, puede ocurrir la rotura de tubo del gas frigorífico en caso de un accidente frontal. Podría suceder que se escape gas del tubo de clima y salga al exterior un gas contaminante e inflamable.

La empresa SEAT ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Generalitat de Cataluña el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para comprobación y, en su caso, reparación del tubo de clima.