Los Dacia, modelos Logan II y Sandero II, fabricados entre el 22 y el 25 de septiembre de 2017, pueden tener una posible irregularidad del buje de las ruedas delanteras, según recoge la Red de Alerta (Nº: CCAA-110/2018) de la Agencia Aecosan.

Este problema podría dar lugar a un ruido anormal en la parte delantera del vehículo e incluso llegar a su desprendimiento, aunque esta situación no ha llegado a producirse hasta la fecha.

En consecuencia, la empresa Renault España Comercial ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Junta de Castilla y León el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para comprobar si el buje de las ruedas delanteras cumple con las condiciones y sustituirlo si es necesario.