El diario 'The Guardian' publicó hace algún tiempo que los ingenieros que están llevando a cabo el proyecto Titán de Apple han realizado gestiones para utilizar las instalaciones de GoMentum Station, en California, una antigua base militar fuera de uso con 40 kilómetros de calles y carreteras en la que han hecho pruebas de coches autónomos Mercedes-Benz y Honda.

 

Otro dato que se suma a lo anterior es que Apple ha contratado ingenieros de Mercedes-Benz y de Tesla, la marca de coches eléctricos. A partir de estas informaciones y de la discreción de la firma de la manzana, se abrió la puerta a una serie de suposiciones sobre el llamado 'Coche de Apple'.

Pero también hay otras posibles lecturas, insiste el portal e-volucion en un artículo que les adjuntamos íntegro. Que Apple, Google o Microsoft se interesen por el automóvil es una cosa, pero que se lancen a fabricar coches es otra muy diferente.

O que estos gigantes se pongan a montar fábricas de automóviles, a establecer redes comerciales y centros de mantenimiento y reparación por todo el mundo es algo que para muchos analistas resulta discutible o al menos improbable.