Samsung tiene previsto construir una fábrica de baterías de vehículos eléctricos (EV) en Hungría para suministrar baterías EV a los fabricantes de automóviles, según un comunicado de la compañía coreana recogido por la agencia de noticias Yonhap.

Con una inversión cercana a los 360 millones de dólares (400 millones de won), esta planta en el centro de Europa que contará, inicialmente, con una capacidad de producción de 50.000 baterías al año.

La nueva fábrica, que estará en pleno funcionamiento en la segunda mitad de 2018, estará situada junto a la planta de tubo de rayos catódicos y de paneles de visualización que Samsung tiene cerca de Budapest y que está cerrada desde 2014. Samsung cuenta actualmente con plantas de baterías EV en Corea del Sur y China.