Esta alianza dará lugar a la primera tecnología de conducción plenamente autónoma para autopistas de Volvo y preparará el terreno para futuros avances en materia de seguridad activa. A nivel de hardware, la plataforma de arquitectura modular de vehículos de nueva generación SPA2 de Volvo estará preparada para la conducción autónoma a partir del comienzo de la producción en 2022, con la tecnología Lidar de Luminar perfectamente integrada en el techo.

El software de los vehículos basados en la plataforma SPA2 se actualizará por vía inalámbrica y, si el cliente había optado por la función Highway Pilot (que permite una conducción plenamente autónoma en autopistas) dicha función se activará tan pronto se confirme que puede utilizarse con seguridad en la zona y en las condiciones concretas en las que circula el vehículo.

“Si se introduce de forma responsable y segura, la conducción autónoma tiene potencial para convertirse en una de las tecnologías que más vidas salven a lo largo de la historia”, señala Henrik Green, director de Tecnología de Volvo Cars. “Equipar a nuestros futuros vehículos con la tecnología que necesitan para tomar decisiones seguras es un paso importante en esa dirección”.

Aparte de la función Highway Pilot, Volvo Cars y Luminar también están estudiando el papel que puede desempeñar la tecnología Lidar para mejorar los futuros sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS); en este sentido, se está valorando la posibilidad de incluir un sensor Lidar en el equipamiento de serie de todos los futuros vehículos basados en la plataforma SPA2.

La tecnología de Luminar está basada en sus sensores Lidar de alto rendimiento, que emiten millones de pulsos de luz láser para detectar con precisión la ubicación de los objetos analizando el entorno en tres dimensiones y creando un mapa provisional, en tiempo real, sin necesidad de conexión a Internet.

La tecnología Lidar es clave para diseñar vehículos que puedan circular de forma segura en modo autónomo, ya que les proporciona una fiabilidad de percepción y visión que las cámaras y los radares no pueden ofrecer por sí solos. Lidar es la base ideal para una toma de decisiones segura en entornos complejos a alta velocidad.

Para habilitar la función Highway Pilot, la tecnología de percepción de Luminar se combinará con el software de conducción autónoma y los radares, cámaras y sistemas de respaldo de las funciones de dirección, frenado y alimentación por batería instalados en los futuros vehículos Volvo preparados para la conducción autónoma. En conjunto, esto dará acceso a una función de conducción totalmente autónoma y segura en autopistas a todos los usuarios de Volvo que lo deseen.

“Pronto, su Volvo podrá conducir de forma autónoma en las autopistas cuando el vehículo determine que es seguro hacerlo”, afirma Henrik Green. “En ese momento, el vehículo asumirá la responsabilidad de la conducción y usted podrá relajarse, soltar el volante y apartar los ojos de la carretera. Con el paso del tiempo, las actualizaciones inalámbricas ampliarán las zonas en las que el vehículo puede conducir por sí solo. Estamos convencidos de que, para que la introducción de la conducción autónoma sea segura, también debe ser gradual”.

Volvo Cars y Luminar también han anunciado que estrecharán su colaboración para garantizar conjuntamente una industrialización y validación robustas de la tecnología Lidar de Luminar pensando en la producción en serie. Volvo Cars también ha firmado un acuerdo que contempla la posibilidad de aumentar su participación minoritaria en Luminar.

Para la empresa de Silicon Valley, la alianza con Volvo Cars supone llevar por primera vez su tecnología a la producción en serie. Este es un paso clave para lograr las economías de escala que se necesitan para una introducción a gran escala de la tecnología en la industria.