La compañía VDO presentó la llave de descarga DLK Pro de última generación que permite a los conductores descargar, almacenar y transportar los datos del tacógrafo y de su tarjeta con la máxima seguridad. Asimismo, la nueva llave de descarga ayuda al cumplimiento de la legislación y a evitar sanciones de hasta 4.000 euros.

Según afirma la empresa, la llave DLK Pro “supone un considerable ahorro de tiempo para el conductor, que podrá prestar menos atención a estas tareas para ocuparse más a la conducción”.

Otras de las características de este sistema de avanzada tecnología son su sencillez, su rapidez y su gran capacidad de memoria, ya que permite alrededor de 6.000 descargas trimestrales.