Actualidad

¿En qué afecta la Ley de Cambio Climático a los distribuidores de recambios?

La consecuencia más evidente, según CIRA, es la desaparición de motores de combustión del parque automovilístico en un horizonte menor a 20 años.
CIRA ley cambio climatico
CIRA ley cambio climatico

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba, el pasado 20 de mayo, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Además de propiciar los nuevos modelos de movilidad, ¿en qué afecta esta legislación a los distribuidores de recambios? CIRA lo explica en su último post.

¿Qué dice la Ley de Cambio Climático y Transición Energética?

El objetivo de esta ley es lograr la “neutralidad climática” en 2050, es decir, que nuestro país sólo pueda emitir los gases de efecto invernadero que puedan ser absorbidos de forma natural. Para ello, se fijan metas de recorte de emisiones y se establecen medidas para conseguirlo.

La norma se inscribe en el marco de compromisos internacionales como el Acuerdo de París, que pretende combatir el calentamiento global del planeta con medidas como la eliminación del uso de combustibles fósiles. La ley, que se presenta también como un instrumento en el que se pueden canalizar los fondos europeos de recuperación, establece una serie de hitos temporales que CIRA describe a continuación.

  • Noviembre 2021: se ha de tener constituido un grupo de expertos para evaluar una reforma fiscal orientada a la fiscalidad verde. Este comité de expertos también remitirá cada año al Congreso de los Diputados un informe sobre la evolución de las medidas adoptadas y el avance en los objetivos.
  • 2022: tiene que estar operativa una plataforma de información sobre puntos de recarga. Será una plataforma informativa para todo el estado.
  • 2023: los municipios de más de 50.000 habitantes y los territorios insulares tiene que emitir su Plan de movilidad urbana sostenible que les permita reducir emisiones. Las estaciones de servicio nuevas o existentes tienen que instalar puntos de recarga rápida. También tienen que instalar puntos de recarga los edificios que no estén destinados a uso residencial y que cuenten con más de 20 plazas de aparcamiento.
  • 2030: las emisiones globales del país se deben reducir un 23% respecto a las de 1990; las energías renovables penetrarán en el consumo total de energía en, al menos, un 42%; el sistema eléctrico debe contar con al menos un 74% de generación a partir de energías renovables; y se tiene que mejorar de la eficiencia al menos en un 39,5%.
  • 2040: los turismos y vehículos comerciales ligeros que se vendan tienen que emitir 0 CO2/Km.
  • 2050: el sistema eléctrico estará formado en un 100% por energías renovables, al igual que el parque circulante de turismos y vehículos comerciales ligeros estará formado al 100% por vehículos con 0 emisiones. El objetivo es alcanzar la “neutralidad climática”, es decir, que el balance entre las emisiones y las absorciones de gases de efecto invernadero sea cero.

Consecuencias para la distribución de recambios de la nueva ley de cambio climático

La consecuencia más evidente es la desaparición de motores de combustión del parque automovilístico. En un horizonte menor a 20 años, los vehículos que se vendan en nuestro país tienen que ser de 0 emisiones y eso va a dar lugar a un cambio importante en la demanda y la oferta de recambios.

Los talleres ya se están poniendo las pilas para atender a un número cada vez mayor de vehículos eléctricos. Según CIRA, los distribuidores tienen que:

  • Adaptarse a esa demanda y formar a sus equipos si introducen nuevas líneas de producto relacionadas con la evolución a motores de no combustión.
  • Si quieren destacar frente a la competencia, deben ayudar a los talleres en ese cambio de paradigma en la movilidad facilitándoles herramientas online y formación.

Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos