Producto

​Liqui Moly ofrece diversos productos auxiliares para el montaje de embragues

Además de elegir los mejores repuestos, es muy importante que se usen también los mejores productos asociados para un servicio perfecto y profesional, como la pasta cerámica, limpiador o fijador de roscas
Liquimoly

Las operaciones de montaje del embrague se pueden optimizar utilizando los productos auxiliares adecuados. El disco de embrague tiene dos caras cubiertas de un material de fricción similar al de las pastillas de freno. Está acoplado al eje primario de la caja de cambios gracias a un estriado. Para lubricar las estrías del disco Liqui Moly recomienda el uso de la Pasta Cerámica (disponible en 50 gramos -ref. 3418-, en 250 g. -ref. 3420- y en 1 kg. -ref. 3413-).


Se trata de una pasta universal sin metal para las condiciones de uso más extremas. Con aceite básico semisintético, tecnología de aditivos avanzada y lubricantes sólidos de última generación con partículas de cerámica de alta tecnología. Es totalmente adecuada para embragues, ya que sirve para lubricar superficies deslizantes de todo tipo sometidas a altas cargas. La pasta cerámica evita el efecto “stick-slip", tiene muy buena resistencia al agua.


Antes del tratamiento, las piezas deben estar limpias y sin residuos, suciedad ni humedad. Se debe usar el limpiador rápido de Liqui Moly (ref. 3318). El producto garantiza la máxima capacidad de absorción de presión. El margen de temperaturas de uso está entre -40 hasta 1.400° C.


El otro ayudante es el fijador de roscas fuerte (ref. 3803), para el momento del montaje del embrague nuevo. En los tornillos, además del apriete exigido por los fabricantes, se debe usar el blocante para roscas para mantener este apriete sin problemas y garantizar un funcionamiento correcto y por largo tiempo. El curado del fijador se efectúa en ausencia de aire (anaeróbico).   


Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos