Producto

​ZF Aftermarket muestra su renovado portfolio tras la adquisición de Wabco

La compañía ha incrementado su oferta para automóviles, vehículos industriales, camiones, remolques y autobuses y lanzado nuevos productos
Zftrain

ZF Aftermarket busca facilitar una experiencia de movilidad atractiva para todos. La tecnología innovadora de ZF para automóviles, vehículos industriales, camiones, remolques y autobuses hará una contribución decisiva en este aspecto. Nuevos productos como los sensores de velocidad modulares del sistema antibloqueo de frenos de Wabco y el servofreno con amplificador eléctrico de la fuerza de frenado de TRW para vehículos eléctricos son el ejemplo de una cartera de productos prospectiva y conveniente, que se presenta en ZF Aftermarket Digital, en el evento de Automechanika 2021, que se llevará a cabo del 14 al 16 de septiembre.

Un tema clave de la feria digital es la sostenibilidad. Ofrecer soluciones de remanufactura, reparación y readaptación para ahorrar en materiales y reducir las emisiones es uno de los aspectos del plan de trabajo de sostenibilidad de ZF; continuar obteniendo energía ecológica para sus fábricas es otro. Así, por primera vez, ZF Aftermarket introducirá la etiqueta de #greenaftermarket para una gama de pastillas de freno TRW.

La digitalización de la movilidad está tomando velocidad. Como resultado, las demandas individuales de los clientes en términos de flexibilidad, velocidad y comodidad están incrementando. Junto con sus socios comerciales, ZF Aftermarket busca facilitar experiencias de movilidad atractivas para todos.

Por otro lado, el objetivo de ZF Aftermarket es que todos los involucrados en el mercado comprendan las tecnologías de próxima generación, así como los retos que conllevan, y puedan así prepararse en una fase temprana. Con los conceptos de talleres como, por ejemplo, ZF [pro]Tech, se ofrece a los talleres independientes un paquete integral de servicios que incluye acceso a instrucciones de instalación específicas para cada vehículo y toda la información técnica relevante sobre ZF Aftermarket y otros productos de marca. Además, una serie de cursos de formación permiten a los talleres adquirir conocimiento integral sobre la movilidad de próxima generación.

Así las cosas, la compañía ha presentado el amplificador eléctrico de la fuerza de frenado (EBB) de TRW que utiliza un sistema electrónico especial para proporcionar un control del freno mejorado: con sus cables, sensores, interruptores y unidades de control asociados, sustituye al servofreno tradicional de vacío y también a la bomba de vacío en motores diesel. Con este sistema de TRW, ZF Aftermarket ofrece una innovación de equipo original genuina, en una etapa temprana, la cual no solo cumple con las altas exigencias de comodidad y estándares de seguridad, sino que también favorece la recuperación de la energía de frenado y, por lo tanto, la autonomía de vehículos puramente eléctricos. Además, una función de software se encarga de mantener el vehículo en modo de estacionamiento mediante el freno de estacionamiento eléctrico, lo que permite prescindir del freno de estacionamiento mecánico.

Otra novedad, en este caso de Wabco, soluciona un problema común: cuando los vehículos industriales vienen al taller con un sensor de velocidad del sistema antibloqueo de frenos defectuoso, hay que pedir una versión específica de esta pieza, que puede no estar en existencias en el distribuidor. Se ha desarrollado un concepto de sensores modulares del sistema antibloqueo de frenos que contrarresta este problema para los talleres independientes. Consta de un sensor corto del sistema antibloqueo de frenos con el empalme KEA estándar que se adhiere a la rueda, un cable de extensión de distintas longitudes y una gama de adaptadores que abarcan las principales unidades de control electrónico (ECU) disponibles en el mercado. Una vez que se instala el concepto modular en el vehículo, solo se debe reemplazar la pieza defectuosa, lo que acelera significativamente el proceso de reparación, reduce el periodo inactivo y disminuye los costos.

Gracias a la flexibilidad especial en la aplicación, los talleres ya no necesitan tener un gran inventario de diferentes sensores. Teniendo en cuenta solo tres parámetros (tipo de sensor, longitud y conector), pueden reemplazar cientos de variantes con solo algunos productos. La combinación de dos sensores del sistema antibloqueo de frenos existentes, diez cables de extensión y ocho adaptadores, pueden reemplazar más de 400 referencias de equipo original. Los planes futuros incluyen la introducción de otras variantes de adaptadores para cubrir aún más referencias. Al final de año, estará disponible una herramienta de selección del sensor de revoluciones de las ruedas que ayudará a los talleres a encontrar la combinación correcta, aun sin tener material de referencia a la mano.


Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos