Ya cogiendo impulso para el fin de semana y aquí os traemos un chiste, que nos ha enviado un buen amigo y asiduo lector de nuestro boletín. Como veréis, se trata siempre de saber entender al cliente, conocer bien las referencias o, simplemente, una cuestión de perspectiva...

Un hombre llega a su tienda de recambios y le comenta a la persona que le está atediendo:

- Muy buenas, yo venía a comprar la tapa 710.

- Buenas, ¿cómo dice?

- Si, la tapa 710.

- No... no me suena. Voy a mirar aqui en el ordenador. ¿710 es la referencia, no?

- No, no, es la tapa 710...

- En el ordenador no me consta que exista tal pieza.

- Pues tiene que existir...

- Bueno, pues espere un momento si me hace el favor, que voy a hablar con el encargado, a ver si sabe algo del tema.

- De acuerdo.

Llegan los dos empleados a la oficina.

- Muy buenas, señor. Me comenta mi compañero que necesita una pieza...

- Si, es la tapa 710.

- Pues mire usted, que en mis 20 años de recambista jamás he oído hablar de tal pieza. ¿Sabe dónde va ubicada?

- Si, justo encima del motor.

- ¿Puede hacernos un dibujo?

- Mejor, aquí tengo una foto...:

 

710