El sector asegurador de nuestro país gestionad, desde 1988, los accidentes de daños materiales mediante Convenios de Indemnización Directa (CIDE), que libera a los conductores de tener que espera a la tramitación de los mismos para comenzar a reparar sus vehículos.

El convenio, que introdujo la reclamación amistosa de accidente, permite acelerar la liquidación y el pago a sus respectivos asegurados de los daños materiales causados en aquellos accidentes en los que se produzca una colisión directa entre dos vehículos.

Para más información, les aconsejamos el artículo presente en el siguiente link: http://unespa.hosting.augure.com/Augure_UNESPA/r/ContenuEnLigne/Download?id=9DDD4047-BE5F-4A03-932F-410C7B2B8085&filename=25 años CIDE.pdf