Durante una rueda de prensa en Leipheim, lugar de residencia de Ernst Prost, el director gerente de Liqui Moly y Harti Weirather, profesional retirado del esquí y propietario de la agencia de marketing deportivo de alcance internacional WWP (Weirather-Wenzel & Partner), las dos compañías firmaron un contrato por cinco años para colaborar en la prueba de Hahnenkamm y en el club de esquí de Kitzbühel.

Prost enfoca las actividades de patrocinio como parte integral de la estrategia de marketing del especialista en lubricantes Liqui Moly. “En los últimos meses hemos invertido 18 millones de euros más en publicidad. La cita de Hahnenkamm, en la famosa pista Streif, es sin duda alguna un gran evento internacional que llevará nuestra marca Liqui Moly directamente a salas de estar de todo el mundo. Con ello complementamos nuestro compromiso, ya de por sí notable, con el patrocinio del deporte”.