El 'Libro Guinness de los Récords' recoge, en su última actualización 2014, la existencia del coche más pequeño del mundo autorizado para circular por carreteras. Este récord ha sido registrado por el joven estadounidense Austin Toulson y mide 1,26 metros de largo.

En miniatura, con cuatro ruedas, volante y matriculado en Phoenix (Arizona). Hasta allí acudieron los jueces del Récord Guinness para homologar que el vehículo se convirtiera en el coche más pequeño matriculado para circular legalmente por las calles.

El coche debe circular por ciudad a velocidades no superiores a los 40 km/h, según una ley federal que afecta a los 52 estados de Estados Unidos. Toulson, de 29 años, consiguió el ansiado récord basándose en la estructura de un juguete inspirado en el diseño del Chevrolet Bel Air de 1957.

Remarcar que Toulson construyó el chasis del coche con sus propias manos, mientras el motor y la transmisión le fueron cedidos. De esta manera, el joven fue dando forma a un juguete hasta transformarlo en un coche.

El MiniChevy que tiene una longitud de 1,26 metros, 63 cm. de ancho y 64 cm. de alto, disponiendo de un depósito de combustible de 1,89 litros.