La Asociación Provincial de Empresarios del Transporte de Málaga (Apetam) ha reclamado que las estaciones de ITV “equipen de forma adecuada sus instalaciones para una correcta revisión de los microbuses”, informan nuestros compañeros de Autobuses y Autocares. El conflicto está motivado porque las ITV “no disponen de los dispositivos adecuados para realizar la medición de los sistemas de frenado de estos vehículos”, subraya la patronal.

En la actualidad, estos vehículos deben simular una carga para evaluar la prueba de frenos, lo que supone cargar físicamente el vehículo con diversos materiales, ya que está prohibido realizar la inspección con personas en el interior. “Esta simulación provoca el incumplimiento de la finalidad de estos vehículos, que prohíbe el transporte de mercancías, poniendo en riesgo la imposición de fuertes sanciones de Tráfico o incluso la retirada de la Tarjeta de Transportes”, denuncia la asociación.

Para Juan Sierra, presidente de Apetam, “las estaciones de ITV tienen que estar equipadas de todos los medios necesarios para la verificación de todos los sistemas de seguridad en los vehículos y no trasladar dicha responsabilidad a los usuarios”.