Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses registraron un volumen de 2.625 unidades durante septiembre, lo que supuso una caída del 6,1% en comparación con el mismo mes del pasado año. Por su parte, el periodo entre enero y septiembre, con 19.636 unidades matriculadas, registró un moderado crecimiento del 1,6% con respecto al mismo periodo de 2016. Este volumen está lejos de alcanzar el obtenido antes de la crisis: en 2007, entre enero y septiembre, se matricularon más de 38.000 unidades, casi un 49% más que en los primeros nueve meses de este año, según datos de ANFAC.

En el ámbito de los vehículos industriales, el mes de septiembre registró un volumen de 1.947 unidades matriculadas, lo que supuso un descenso del 8,1% respecto al mismo mes del pasado año. Este tipo de vehículos alcanzó, entre enero y septiembre de 2017, 16.775 unidades matriculadas, lo que ha supuesto mantener prácticamente el mismo volumen del pasado año.

El mercado de los vehículos industriales se ha visto penalizado durante el pasado mes por las incertidumbres que se han creado de cara a las próximas campañas en el sector agrícola, muy ligado a los volúmenes de matriculaciones de este tipo de vehículos y una climatología adversa. Por tanto, un menor volumen de productos para transportar influye en la cantidad de vehículos que se matriculan. Por otro lado, sí se ha notado un cierto repunte en la matriculación de vehículos pesados de obra, pero al tratarse de volúmenes pequeños no ha conseguido equilibrar la cifra total de matriculaciones.

Por segmentos, los vehículos industriales ligeros, con 62 matriculaciones en septiembre, registraron un ascenso del 106,7% frente al mismo periodo de 2016, mientras que en el conjunto de los nueve primeros meses se ha producido una subida del 15,5% y 500 unidades matriculadas. En el caso de los industriales medios, en septiembre registraron un ascenso del 7,8% y unas matriculaciones de 235 unidades. En lo que respecta al periodo enero-septiembre de este año, las 2.608 unidades matriculadas han supuesto una caída del 2,9% frente al mismo periodo del pasado año.

Por su parte, los vehículos industriales pesados reflejan en septiembre un descenso del 11,8% y un total de 1.650 unidades matriculadas. En el cómputo de los nueve primeros meses del año, con un registro de 13.667 unidades, este segmento se mantiene plano en comparación con el mismo periodo del pasado año. Dentro de esta categoría, el segmento de los industriales pesados rígidos muestra tasas negativas en septiembre, con un descenso del 17,5% y un volumen de 231 unidades. En el conjunto enero-septiembre, se registra un crecimiento del 21% y 2.600 unidades matriculadas. Por último, en el segmento de los tractocamiones, con 11.067 unidades matriculadas, cae un 3,9% entre enero y septiembre. En el pasado mes cayó un 10,8% con 1.419 matriculaciones.

En cuanto a los autobuses, autocares y microbuses, en el mes de septiembre se matricularon 678 unidades de vehículos, cantidad que representa un incremento del 0,3% frente al mismo periodo de 2016. En el cómputo de los nueve primeros meses, la categoría registra un crecimiento del 12,4% y un volumen total de 2.861 unidades matriculadas. El buen año turístico ha influido en que el sector haya alcanzado un crecimiento a doble dígito en lo que llevamos de ejercicio.