El mes de junio marcó un nuevo récord histórico para el sector del automóvil, protagonizado en este caso por el segmento de los vehículos industriales, que crecieron un 102,2% con un total de 2.099 unidades. De la misma forma, en los primeros seis meses del año acumulan un alza del 44,3% con un total de 9.918 unidades.

 

Recordar que en la historia de este tipo de vehículos únicamente ha habido un crecimiento de triple dígito y motivado por la entrada en vigor de una nueva normativa en diciembre de 2013. Si exceptuamos ese mes, nunca se ha dado un crecimiento por encima del 100%.

Sin duda, uno de los claros protagonistas de este fuerte incremento es el Plan Pima Transporte Financiación, con unos números hasta la fecha muy relevantes. Hasta junio se habían financiado ya 5.500 vehículos, el equivalente a la mitad del presupuesto, aproximadamente 450 millones de euros. Por su parte, el Plan Pima Transporte Achatarramiento también está dando buenos resultados, al llevar acumulados ya más de 900 operaciones.

La marcha de este tipo de vehículos, considerados como un bien de inversión, está muy ligado no sólo a la mejora de la financiación proyectada por el Plan Pima Transporte, sino también por la mejora de la actividad económica y la mejora de la confianza empresarial e industrial.