Iveco, marca de vehículos industriales y comerciales de CNH Industrial, sigue reforzando su presencia comercial en España para adaptarse a las nuevas demandas del mercado y a las necesidades de sus clientes. Dentro de esta estrategia se inscribe la renovación de la gestión y de las instalaciones de los tres concesionarios de la marca en Extremadura.

 

De esta forma, la empresa Veimancha asume los servicios de venta y posventa de los concesionarios en Badajoz, Cáceres y Mérida, de los que además dependen cuatro talleres oficiales en Don Benito y Villanueva de la Serena (Badajoz) y en Plasencia y Navalmoral de la Mata (Cáceres).

Veimancha amplía además la oferta de Iveco en la comunidad autónoma con la apertura de una nueva campa para vehículos usados en Mérida, próxima a la A5, para proporcionar a los clientes extremeños un nuevo servicio sobre el que existe una importante demanda.

El proyecto supone también la renovación y modernización de todas las instalaciones, que actualmente cuentan con los más avanzados sistemas de diagnosis y reparación de vehículos. Iveco, a través de Veimancha, ofrece a los clientes de Extremadura más de 12.000 m2 de instalaciones de venta, talleres y almacenes de recambios.

Destacar que esta nueva iniciativa ha tenido un coste de más de 1,2 millones de euros en los últimos meses y ha creado 22 puestos de trabajo en la comunidad autónoma.

Daniel Márquez, gerente de Veimancha, matiza que "el trabajo que iniciamos hace unos meses ha tenido una excelente aceptación por parte de los clientes y prevemos que en 2014 conseguiremos incrementar las ventas de Iveco en Extremadura un 20%".