El Gobierno va a aprobar, finalmente, la circulación de megacamiones de 60 toneladas y 25,25 metros por las carreteras españolas. La modificación normativa tendrá lugar en diciembre, según confirmó el pasado jueves el director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral, a las asociaciones de transportistas durante una reunión en el Ministerio de Fomento, en la que se dio a conocer también que no habrá vía libre ni para los camiones de 4,5 metros de altura ni tampoco para los vehículos de 20,55 metros de longitud.

 

Estas dos últimas modificaciones de la normativa de pesos y dimensiones habían recibido el rechazo mayoritario del sector del transporte de mercancías por carretera, que en cambio sí había dado su visto bueno a la implantación de los megacamiones.

Al margen de la confirmación de la medida, quedan por conocerse multitud de aspectos relativos a la cobertura legal que amparará la circulación de los megacamiones que permanecen sin ser despejados. Se trata por tanto de saber qué tipo de autorización se exigirá para estos vehículos, su velocidad máxima permitida, los pesos por eje, los distintivos exigidos, los tipos de mercancía que podrán transportar, etc.

El anuncio del representante de Fomento tuvo lugar en el marco de un encuentro celebrado en el Ministerio en el que las asociaciones de transportistas que integran el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) se reunieron con los directores generales de Transporte de las 17 comunidades autónomas y con el propio Del Moral para analizar la situación que vive el transporte de mercancías por carretera en España.

Los representantes del CNTC explicaron a los representantes de las diferentes administraciones cuáles son los principales problemas que afectan al sector, entre los que destaca la propuesta efectuada por algunas comunidades autónomas o diputaciones forales de establecer peajes sobre las autovías libres de pago.