Camiones, autobuses para el transporte de viajeros y furgonetas son el objetivo de una campaña que afecta a los vehículos industriales que circulen por las carreteras gallegas. Según informa La Voz de Galicia, podrán ser inspeccionados en una unidad móvil de ITV a instancias de agentes de la Dirección General de Tráfico y con los medios técnicos de la empresa gallega SyC (Supervisión y Control) del grupo empresarial Fomento de Iniciativas, a su vez, concesionaria de la Xunta de Galicia y encargada de la Inspección Técnica de Vehículos en la comunidad.

Esta iniciativa se pone en marcha después de que SyC se adjudicase el contrato de prestación de servicios de la DGT en una unión temporal de empresas con las compañías de ámbito nacional Applus, la andaluza Veiasa e Itevelesa, que opera en varias comunidades autónomas. Para ello, SyC ha desarrollado una plataforma móvil dotada con el equipamiento técnico preciso para realizar un diagnóstico completo del estado de cada vehículo en apenas 15 minutos.

Dos técnicos de la compañía desplazan la unidad que traslada un camión hasta el punto determinado por los agentes de tráfico, que seleccionarán los camiones y autobuses objeto de inspección, unas 750 unidades hasta finales de diciembre según las previsiones. Se medirá la calidad y el estado de la iluminación, de frenado, neumáticos, chasis y niveles de contaminación, examen que se remitirá a la DGT. Serán los agentes quienes analicen las deficiencias, si las hubiera, y decidan si el vehículo requiere de una inspección más minuciosa en las ITV fijas, con independencia del estado de la matrícula o que el documento de supervisión esté en vigor.

A las 24 estaciones de ITV fijas que tiene repartidas por toda Galicia, SyC suma diez unidades móviles en las que habitualmente se supervisan ciclomotores, vehículos agrícolas y de otra índole, y a las que ahora se une esta nueva modalidad. Cabe destacar, además, que esta iniciativa en Galicia ya está en marcha en las comunidades de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Levante y Madrid.

Imagen: Marcos Míguez / La Voz de Galicia.