La actividad de los talleres retrocederá un 20% en 2020 en comparación con el pasado año, según datos de la consultora GiPA recogidos por Euromaster, especialista en el cuidado y mantenimiento integral del vehículo. Unas previsiones marcadas por la crisis sanitaria, que supuso una caída alrededor del 80% de la movilidad de los españoles durante el Estado de Alarma entre mediados de marzo y finales de junio, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta manera, los talleres encaran una doble crisis, la eminentemente sanitaria que les restó un 46% de ingresos en los cinco primeros meses del año pues a la ausencia de movilidad por el confinamiento hubo que añadir el cierre mayoritario de los talleres a pesar de ser considerados actividad esencial. Y una segunda crisis de carácter socioeconómico, cuyos efectos se dejarán sentir en el segundo semestre del año con un descenso previsto de ingresos del 6,8%. En ello tendrá mucho que ver la reducción de la movilidad por la normalización del teletrabajo y, en general, por el desempleo y los ERTEs que mermarán el poder adquisitivo de los españoles y también la utilización del coche.

Esta caída en el kilometraje de los vehículos, con un descenso de más del 15% según datos de Solera recogidos por Euromaster, afectará inevitablemente a los siniestros, pues implica menos probabilidades de que se registre uno, por lo que se espera en la parte de carrocería una recuperación más lenta y progresiva.

Sin embargo, las operaciones de mantenimiento y neumáticos aguantarán en la última parte del año, si bien se verán afectadas por el contexto de crisis en el que los conductores se limitarán a hacer las operaciones indispensables para que su vehículo circule, máxime cuando el parque supera los 12 años de antigüedad y las visitas al taller de un ‘coche viejo’ se espacian más en el tiempo.

Mejores perspectivas a corto plazo tienen las operaciones de mecánica asociadas al desgaste, debido a las operaciones y a las ITV pospuestas en primavera, y que ahora se están llevando a cabo, aprovechando tanto la campaña de verano, como la prórroga en el plazo de la inspección.