Con la llegada de la borrasca “Gloria” que mantiene en alerta a 33 provincias, especialmente en Baleares y en el tercio oriental peninsular, por fuertes nevadas, heladas y lluvias intensas, la Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (Adine) recomienda a los conductores montar neumáticos de invierno. “No sólo son una alternativa legal al uso de cadenas, sino que son más resistentes al frío, reducen el aquaplanning y permiten un mejor agarre que los neumáticos estándar”, destaca la entidad.

Debido a su composición con un mayor porcentaje de caucho natural, estos neumáticos no se endurecen ante condiciones adversas, sino que mantienen su flexibilidad consiguiendo una mayor adherencia a la carretera con temperaturas bajas. Además, presentan características especiales para condiciones climáticas propias del invierno. El dibujo de la banda de rodadura tiene un mayor número de ranuras (laminillas) para conseguir una mejor evacuación del agua. Los surcos de estas gomas, más profundos de lo habitual, también están diseñadas para conseguir ese objetivo.

Los neumáticos de invierno se identifican con el marcaje M+S (Mud and Snow) y se puede observar también un pictograma con una montaña de tres picos y un copo de nieve (3PMSF - Three Peak Mountain Snow Flake, en inglés), que informa de que dichos neumáticos no están obligados a usar cadenas, si bien no todos los neumáticos de invierno llevan esa indicación. Entre sus ventajas destacan en que son más eficaces con temperaturas inferiores a los 7º C, cuentan con mejor capacidad de tracción y frenada cuando hay lluvia o nieve, y la gran cantidad de laminillas en los tacos mantienen mejor la adherencia en superficies deslizantes.

Actualmente, los neumáticos de invierno representaron en 2019 sólo el 3,3% del mercado español, cifra que sigue siendo muy escasa según Adine. Sin embargo, si no se opta por montar neumáticos de invierno, opción mayoritaria en España tal y como demuestran estos datos, la asociación considera que, ante condiciones climatológicas adversas, también es necesario adoptar una serie de medidas con el fin de extremar la precaución y circular con total seguridad, ya que los neumáticos son el único punto de contacto con el asfalto.

Así, entre las recomendaciones más importantes enumeradas por Adine se encuentran las siguientes:

  • Comprobar la presión de los neumáticos. Para ello, es aconsejable verificar el manual técnico del vehículo para conocer la presión que recomienda el fabricante del vehículo. En este sentido, es preferible hacerlo siempre cuando los neumáticos estén fríos.
  • Comprobar la profundidad del dibujo de los neumáticos. La ley fija un límite de 1,6 mm, siendo conveniente revisar periódicamente el estado de los neumáticos del vehículo para asegurar una conducción segura al volante.
  • Observar que el dibujo no está muy desgastado, ya que puede resultar peligroso. Su adherencia al pavimento disminuirá, especialmente en una calzada helada o húmeda, siendo necesario aumentar la distancia de seguridad.

Desde Adine aconsejan montar los neumáticos de invierno desde octubre hasta marzo. A partir de ese mes, cuando las temperaturas suelen superar los 7° C, aunque depende de la zona geográfica, se recomienda sustituirlos por los neumáticos de verano. Y recuerdan que muchos talleres disponen de un servicio de custodia de neumáticos para facilitar el cambio estacional para garantizar la seguridad en carretera en todo momento.