Tras la reunión con el director general de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica, Javier Cachón, y con el presidente de la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, Teófilo de Luis, Aeca-ITV ha presenta el Estudio de la Universidad Carlos III sobre la ITV a la Dirección General de Tráfico con un objetivo claro sobre la mesa: la reducción del absentismo en la inspección técnica de vehículos, que Aeca-ITV sitúa en casi cuatro millones los vehículos que circulan con la ITV caducada.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, acompañado de algunos de sus más próximos colaboradores, compartió con los representantes de Aeca-ITV la preocupación que para la seguridad vial y la protección del medio ambiente supone el absentismo, especialmente en el caso de las furgonetas (más de un millón circulan sin la ITV), cifras altamente preocupantes debido al elevado número de accidentes (8.800), heridos (7.200) y muertes (81) que se podrían haber evitado si los vehículos que teniendo obligación de pasar la ITV lo hubieran hecho.

Desde la DGT se ha valorado positivamente este estudio y existe compromiso de colaborar en esta línea de actuación. La DGT, a través de la ‘Carpeta Ciudadana’, comunicará próximamente a los usuarios la fecha límite en la que deben pasar la ITV a sus vehículos. Esta medida refuerza la acción proactiva de las propias estaciones de ITV, que recuerdan esta fecha a sus clientes a través de distintos medios.

Pere Navarro subrayó también la necesidad de mejorar el sistema de intercambio telemático de información con las consejerías de industria (ITICI) y hacerlo más efectivo. A través de este sistema, las estaciones de ITV obtienen información necesaria para la práctica de la inspección y comunican en tiempo real a la DGT el resultado de la misma. De esta forma, la DGT dispone de la información necesaria para identificar a aquellos titulares de vehículos que incumplen con la obligatoriedad de la inspección.