Antonio Cobo, director general de la planta de Groupe PSA en Zaragoza y de Opel España, recibía, el 18 de diciembre, a Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, quien ha conocido las instalaciones y funcionamiento de la factoría, además de profundizar, en un encuentro con los equipos de la factoría y ANFAC -de la mano de su vicepresidente ejecutivo Mario Armero-, sobre el momento clave que está viviendo la automoción y los desafíos a los que se enfrentan los fabricantes en nuestro país.

La planta de Zaragoza forma parte del dispositivo de Groupe PSA en España, junto a Vigo y Madrid, produciendo actualmente los modelos Opel Corsa, Mokka X, Crossland X y el Citroën C3 Aircross. A partir de 2019, fabricará el nuevo Opel Corsa y su versión 100% eléctrica.

En la reunión, Mario Armero le ha expresado al presidente de Ciudadanos los actuales retos que condicionan el futuro del sector, y le ha trasmitido la importancia de que los fabricantes cuenten con el acompañamiento de la Administración para conseguir una movilidad asequible, eficiente, sostenible, segura y que se adapte a las necesidades de todos los ciudadanos.

Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC, ha resaltado el compromiso absoluto de todos los fabricantes en la senda hacia la descarbonización y su constante respuesta a las nuevas demandas que están surgiendo en el mercado

El vicepresidente ejecutivo de ANFAC ha resaltado el compromiso absoluto de todos los fabricantes en la senda hacia la descarbonización y su constante respuesta a las nuevas demandas que están surgiendo en el mercado. Pero, tal y como ha señalado, “la industria no puede ir sola en esta senda”, ya que, según Armero, necesita realizar esta transición de una manera ordenada y que resulte competitiva y socialmente beneficiosa. “Sólo así, España conseguirá seguir siendo polo de atracción de inversiones de modelos eficientes y nuevas tecnologías”, indicó.

Para no poner en riesgo la competitividad y la rentabilidad del sector de la automoción en nuestro país, ANFAC cree fundamental impulsar reformas y políticas industriales que trabajen en eliminar barreras hacia la movilidad cero y bajas emisiones, como son el progresivo envejecimiento del parque, la falta de una fiscalidad que incluya criterios medioambientales y que grave el uso frente a la propiedad o la falta de estímulos a la demanda del vehículo alternativo y de infraestructuras de recarga. A lo que se suma, la heterogeneidad de las políticas medioambientales y de movilidad en España que generan incertidumbre en los ciudadanos.

En este sentido, Mario Armero ha explicado al líder de Ciudadanos la urgencia de activar medidas para incentivar la demanda de vehículos cero y bajas emisiones como un Plan Estructural de ayudas a la compra o un IVA reducido.

España es el octavo productor de vehículos a nivel mundial y el segundo fabricante europeo, siendo líder en fabricación de vehículos comerciales en la UE. Sus 17 plantas, de las que 13 son eminentemente ensambladoras de vehículos, producen cerca de 2,9 millones de vehículos al año, de los que se exporta más del 85%. Se fabrican 42 modelos diferentes y todas las fábricas tienen inversiones productivas comprometidas a medio plazo. En los próximos 18 meses, llegarán a las líneas de producción españolas 15 nuevas adjudicaciones, de las que la mitad llegan con versión alternativa (híbrido, eléctrico y de gas). Para conseguir estas mejoras, la industria ha invertido 10.000 millones de euros en los últimos cinco años.