La Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles (AMDA) recibe “con interés” el Plan de ayudas de 250 millones que serán destinados a un programa para la renovación del parque automovilístico español, que beneficiará a particulares y empresas. Los fondos del nuevo Moves, que estará coordinado por el IDEA y será gestionado por las comunidades autónomas, será repartido atendiendo a los datos del Padrón de habitantes publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

“Lo malo de este Plan es un reparto que obedece a razones de población y no a cuota de mercado, lo que perjudica claramente a los concesionarios de la Comunidad de Madrid, que tendremos que dar respuesta a una demanda de más del 40% del total nacional con una cantidad inferior a otras comunidades”, declara Carlos Bustillo, presidente de AMDA.

Andalucía, con 17,95 millones de euros, será la región que recibirá una mayor dotación en el reparto del presupuesto del Moves, seguida de Cataluña, con 16,12 millones, y de Madrid, con 14,1. “Madrid es el motor de la economía española y, como tal, su tejido empresarial y su población deberían contar con una cuota mayor en este reparto, independientemente de su cifra poblacional”, destaca Bustillo.

Sin embargo, AMDA afirma que es “consciente del esfuerzo realizado por el Estado español para implementar este amplio plan de ayudas”.