La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha solicitado al Gobierno la continuidad de los Planes Pive y Pima Aire de incentivo a la compra de automóviles y su ampliación a automóviles usados de hasta dos años de antigüedad.

En este sentido, calificó como "imprescindible" la renovación de estos planes por parte del Ejecutivo, mostrando su preocupación ante la posibilidad de que el Pima Aire - el único que incluye ayudas a vehículos de menos de un año de antigüedad - deje de incentivar la compra de turismos, para concentrarse de nuevo en los comerciales.

Ancove destacó que esta eventual medida dejaría fuera el apoyo a la compra de turismos de segunda mano de un año de antigüedad. Asimismo, considera como básico que el nuevo Plan Pive incluya ayudas para la compra de coches usados, "dado el peso que tienen en la actividad de concesionarios y compraventas".

La patronal, no obstante, expresó su satisfacción por la continuidad de dichos planes, que tienen el objetivo es renovar el parque automovilístico español, con beneficios para el medio ambiente y la seguridad vial, así como para los comerciantes del sector.

El presidente de Ancove, Elías Iglesias, indicó que incentivar la compra de coches usados representa una forma de apoyar también a los vehículos nuevos, "puesto que el vendedor de un vehículo de ocasión es un futuro comprador de un coche nuevo".

"No se puede olvidar que el mercado de segunda mano duplica al de nuevos y sustenta la facturación de los más de 15.000 puntos de venta existentes actualmente en España", concluyó.