La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, Anfac, piensa que la tercera edición del Plan Pive, con una dotación presupuestaria de 70 millones de euros, es un nuevo impulso del Gobierno hacia la recuperación económica, pues tendrá efecto muy importante sobre la sociedad y economía española.

De hecho, los Planes Pive han demostrado ser un revulsivo económico, al conseguir recuperar el segmento de particulares, hacer crecer la recaudación fiscal y situar el mercado español con un comportamiento mejor que el francés, italiano y alemán.

Ha tenido un  fuerte  impacto  medioambiental  al  reducir  las  emisiones  de  los vehículos y también en la seguridad de las carreteras, debido a que los coches que se han retirado de la circulación tenían 16 años de media.

El Plan Pive 3 apuntalará la recuperación económica en el último trimestre del año. Asimismo, a este plan se podrán acoger otros 70.000 turismos, generando una demanda adicional de 26.000 unidades. Está previsto que el plan genere un impacto económico de unos 800 millones de euros.

Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac, considera que "medidas como las que ha aprobado el Gobierno apuntalarán el inicio de la recuperación económica que se espera para el último trimestre del año".

"Es básico recuperar el consumo porque no habrá crecimiento económico sin consumo y el automóvil es un acelerador del mismo. La competitividad española se incrementa en base al sector exterior, pero la demanda interna todavía presenta un deterioro importante", agregó.

Sin duda, para el directivo, "los estímulos al consumo de automóviles generan rentas fiscales y reducen el IPC". Del mismo modo, están en la base del crecimiento económico por el efecto multiplicador que tiene el automóvil sobre otros sectores".

El automóvil es un sector de oportunidades para nuestra economía y para nuestra sociedad y la venta de coches es un engranaje clave para mover la máquina de la recuperación, matizó seguidamente.

Finalmente, Armero se mostró convencido que "esta decisión del Ministerio de Industria y del Ministerio de Hacienda repercutirá de forma positiva en la generación de mayor actividad económica".