El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero, en el curso de una mesa redonda en la que también participaron el secretario general de Industria, Luis Valero, y el presidente de Aniacam (importadores), Germán López Madrid, ha advertido que la industria del automóvil asentada en España tiene debilidades que hay que superar.

Su resumen de la situación es que existe un exceso de capacidad de fabricación de vehículos instalada y una gran debilidad del mercado local. No descarta que haya marcas de automóviles que adjudiquen, en los próximos meses, la producción de nuevos modelos a sus plantas españolas. Pero advierte que la debilidad del mercado interior nos rebaja el estatus industrial que ahiora tenemos y pone en peligro la continuidad de esas decisiones , al disminuir el volumen de ventas por debajo de las 700.000 unidades anuales, España deja de estar entre las principales potencias en todo el mundo.

Mario Armero habló también sobre los problemas logísticos que atenazan nuestra industria, mencionando especialmente que la apuesta por el transporte ferreoviario de viajeros en lugar de incentivar y facilitar el transporte de mercancías es uno de os problemas a resolver.

Para levantar el mercado interior, condición necesaria, para el mantenimiento en España de la industria del automóvil, abogó por la puesta en marcha de medidas que permitan revitalizar la demanda interna, puesto que un mercado con una tasa de exportación del 92% "no se puede mantener por mucho tiempo". Finalmente insistió en que el automóvil" no soporta mayor fiscalidad". El automóvil generó impuestos por valor de 23.000 millones de euros durante 2011, situación que la administración debe modificar.

Germán López Madrid, presidente de Aniacam, destacó que junto con Ganvam, Faconauto y Anfac, a través del comité de diálogo han propuesto la supresión paulatina del impuesto de matriculación, en línea con la política europea y afirmó que en la actualidad únicamente Grecia, Portugal y Dinamarca aplican este gravamen. Planteó esta desaparición asociada a la bajada de emisiones proponiendo que se avance suprimiendo el impuesto de circulación para los vehículos que emiten entre 120 y 140 gramos de CO2 por Km (hasta ahora la exención llega hasya los 120 gramos): En este segmento se encuentra el grueso de las ventas de vehículos en España.

Al tiempo propuso fomentar el renting entre clientes particulares, como incentivo de ventas y renovacion de parque. Es una forma de adaptarse a la realidad actual y mejorar las cuentas públicas. Finalmente insistió en la necesidad de resolver la financiación de circulante para los concesionarios.

Luis Valero en su calidad de secretario general de Industria afirmó que el Gobierno ha escuchado las diferentes propuestas de las organizaciones del automóvil enfocadas a tomar medidas que permitan dinamizar el mercado ante la difícil situación por la que atraviesa y explicó que las están estudiando "seriamente". Sin embargo no adelantó medidas concretas más allá de anunciar que "mañana" anunciará un acuerdo con el ICO para financiar las pymes.