La Asociación Nacional de Importadores de Automóviles (Aniacam) considera que España se está 'descolgando' del modelo de representación diferenciada para importadores y fabricantes de coches, consolidada en todos los países de la UE.

La patronal advierte, además, que este hecho puede generar "una severa distorsión en el mercado, que puede llegar a afectar las reglas de la competencia".

"España se está descolgando de esta doble figura de representación para presentar una construcción monolítica y vertical que deja fuera todos los matices de un sector complejo, donde los importadores quedan desprotegidos en las cuestiones referidas a las homologaciones y los tratados internacionales", expuso Aniacam.

La asociación de importadores se manifiesta de esta forma después de que varias empresas asociadas a esta organización pasaran a integrar la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac). Nos referimos a Hyuandai y Kia por un lado, y Mitsubishi, Subaru, Infiniti y Ssangyong por otro.

Aniacam estima asimismo que el Comité de Diálogo y el Código de Buenas Prácticas del Sector de la automoción está fundamentado en la relación de equilibrio entre cuatro asociaciones que representan intereses suficientemente identificados y diferenciados.

En este sentido,  "Aniacam se defenderá de esta brutal agresión con todos los medios a su alcance y en todas las instancias para asegurar el contrapeso, que es fundamental para garantizar la competencia".

La asociación actualmente agrupa a 35 empresas importadoras de vehículos de todos los segmentos del mercado, que a su vez representan a 43 marcas.