Aunque APK Renting se hallaba constituida desde el año 2004 como empresa industrial participada por el Grupo Caja Madrid (llegando a gestionar una flota de 10.000 vehículos), tras el proceso de desinversión industrial de la entidad financiera y a través de una operación de MBO (Management Buy Out), se ha constituido una "nueva APK Renting", de capital íntegramente español y completamente independiente. El objetivo de la compañía es el de alcanzar una cuota de mercado del 2% lo que en un sector muy atomizado -en el que solo seis compañías gestionan el 80% del volumen total del negocio- supone un tamaño medio.

Para alcanzar su objetivo, APK Renting ha centrado su estrategia en dos pilares: un servicio integral propio (full service renting) y el uso exclusivo de las redes oficiales de concesionarios.
APK Renting dispone de un sistema de gestión propio, que engloba todas las fases del renting (financiación, gestión de flotas y gestión de bienes muebles), sin necesidad de contrataciones externas. Este sistema aporta una gran flexibilidad y agilidad, adaptándose a cualquier situación que demande el mercado. Las alianzas estratégicas alcanzadas con entidades, como Banco Sabadell, como proveedor financiero y Marsh como asegurador, proporcionan una gran solidez y competitividad al proyecto
Para garantizar la mejor calidad de servicio, APK Renting apuesta estratégicamente por el uso exclusivo de las redes oficiales, para la gestión global durante el período de la operación. Con este sistema, APK Renting proporciona una gran capilaridad de servicio; lo que permitirá un crecimiento conjunto, basándose en ofrecer servicios de máxima calidad.
El lanzamiento de la nueva imagen corporativa de APK simboliza el pistoletazo de salida de esta nueva etapa.