La alcaldesa de Aranjuez, María José Martínez de la Fuente, recibió el pasado domingo de manos de Ramón Marcos, presidente de Conepa, Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción, el diploma que distingue a la localidad madrileña, declarada 'Paisaje cultural patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001', como comprometida con la seguridad vial a través del mantenimiento responsable de vehículos.

 

Se trata de la primera vez que Conepa distingue a un municipio dentro de su campaña de difusión de estos valores. Hasta el momento, los diplomas de "automovilista responsable" se habían entregado a figuras de referencia del atletismo español (por su conexión con el cuidado de la salud a través de las buenas prácticas deportivas) y a clubes de automovilistas.

"En el caso de Aranjuez, hemos querido destacar el apoyo del Ayuntamiento de la localidad en las dos concentraciones nacionales de Seat 600 celebradas en el Real Sitio en 2013 y durante este fin de semana", indicó el presidente de CONEPA.

Precisamente en presencia de los miembros de los 18 clubes de automovilistas de amigos del 600 participantes en la 'II Concentración Nacional de Seat 600 de Aranjuez", llegados desde todos los puntos de España, se hizo entrega del diploma a la alcaldesa, acompañada también de su concejal de Turismo, Juan Antonio Castellanos. Los miembros de nueve de estas asociaciones, que participaban por vez primera vez en el encuentro de Aranjuez, recibieron también el título de "Automovilistas responsables".

Marcos recordó en el acto el sentido de estas distinciones a los propietarios de vehículos clásicos, pues "desde Conepa y sus asociaciones integradas, realizamos un importante esfuerzo para mentalizar a los usuarios sobre el mantenimiento responsable de los vehículos y la función social de los talleres como garantes de la seguridad vial y entendemos que la cultura de cuidado y conservación de este vehículo emblemático en la historia del automovilismo español es un extraordinario ejemplo para los usuarios de coches en España".

La entrega de los diplomas se realizó tras una visita a la exposición de vehículos, en la que participaron algo más de 100 coches del popular modelo. La muestra estrenó como lugar de celebración una nueva zona peatonal de la ciudad ganada al tráfico que sirve como enlace a la zona del Palacio Real y a los Jardines del Príncipe, al comienzo de la calle de la Reina. La lluvia impidió que la ceremonia final pudiera celebrarse al aire libre.