Asema ha editado un folleto, en colaboración con la Dirección General de Tráfico y la Comisión de Fabricantes de Neumáticos en el que alerta a los talleres de los peligros que supone montar neumáticos usados en los coches de sus clientes. Entre dichos riesgos, Asema destaca que las cubiertas pueden presentar defectos ocultos, porque su vida útil es mucho menor y porque se desconoce su procedencia.