Asetra recuerda que la influencia de medidas y contramedidas no sólo afectan a los talleres ubicados en la zona de restricción al tráfico, sino que también repercuten las empresas dedicadas a la reparación y mantenimiento de vehículos próximas al perímetro de Madrid Central, causando daños irreparables en todas ellas y poniendo en peligro su supervivencia.

Asimismo, la entidad recuerda que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 24 de Madrid ha atendido el recurso presentado por Ecologistas en Acción y ha acordado cautelarmente la suspensión del acuerdo de la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid, de 27 de junio de 2019. Concretamente, suspende el período de aviso en relación con el acceso a la Zona de Bajas Emisiones Madrid Central. El Ayuntamiento de Madrid había acordado establecer un período de preaviso, dónde no se sancionaría, mientras se evalúa el sistema automatizado de control de accesos y de detención de infracciones de Madrid Central.

Como consecuencia, volvemos al escenario en el que el acceso de vehículos no autorizados será sancionado con 90 euros (45 con reducción).

Para los talleres, Asetra recuerda que se permitirá el acceso a Madrid Central de un número máximo de cuatro vehículos diarios por cada una de las plazas de las instalaciones del taller donde puedan estacionar vehículos y será el taller el encargado de gestionar los permisos de acceso para sus clientes. Asimismo, si el taller dispone de autorización del colectivo cualificado de titulares de talleres de reparación de vehículos del SER, se adicionarán a aquéllos, cuatro permisos diarios de acceso por cada una de las autorizaciones de estacionamiento del SER en vigor de que disponga el taller como colectivo cualificado.

Se permitirán vehículos independientemente la categoría de clasificación ambiental. A partir del 1 de enero de 2020 solo se permitirán vehículos con distintivo ambiental.