Dede la asociación pontevedresa ATRA son conocerodores de que “diversas empresas de formación están gestionando en estos momentos la realización de prácticas profesionales en talleres, suscritas mediante la firma de un Acuerdo de Colaboración entre el taller y la empresa que realiza funciones de apoyo a la inserción profesional de los alumnos matriculados en sus cursos, que provienen de distintos centros de estudios que utilizan distintas marcas comerciales”.

Desde ATRA consideran que “deben abstenerse de realizar dichas prácticas laborales”, ya que a la asociación le consta que, por parte de la Inspección Provincial de Trabajo, se van a hacer inspecciones para comprobar estos hechos.

La entidad recuerda a sus asociados que sólo resulta posible la realización de prácticas profesionales, en empresas y Administraciones Públicas, sin que exista relación laboral con el alumno, en dos supuestos:

  1. Cuando se estén cursando estudios académicos para la obtención de títulos oficiales.
  2. Cuando se esté realizando un curso de formación incluido dentro de la programación anual del Plan Nacional de Formación e Inserción Profesional.

En los demás supuestos, las prácticas profesionales deben realizarse mediante la formalización de contratos formativos.