La Asociación de Talleres de Reparación de Automóviles de Pontevedra (ATRA), con 735 asociados, ha celebrado su 40º Aniversario con una jornada técnica en el Instituto Ferial de Vigo (Ifevi), en la que empresas expertas en tecnología explicaron a los presentes los cambios que serán fundamentales en el ámbito de la reparación con la llegada de los “coches conectados”.

“Se podrá hacer la revisión del coche sin llevarlo al taller”, señalaba el presidente de la patronal, Enrique Fontán, aunque los mecánicos necesitan adaptar su forma de trabajar a estos nuevos vehículos. Por ello, informa el diario Atlantico.net, los asociados recibieron formación sobre la maquinaria específica que deberá adquirir para poder trabajar con estos nuevos modelos.

En la primera de las ponencias, a cargo de Eli Ceballos y Xabier Iraragorri, de la Asociación de Talleres de Vizcaya, se profundizó en las actualizaciones recientes en el campo del acceso a la información técnica a la hora de realizar una reparación, recoge, por su parte, El Faro de Vigo. “Un futuro que ya está aquí” y que, en los próximos años, supondrá un cambio muy importante en el funcionamiento de los talleres. “Esto más que un reto es una obligación”, comentó el presidente de ATRA, para quien más que en una amenaza, “tendremos que saber convertirlo en una oportunidad”.

Los talleres tendrán que disponer de acreditaciones para poder acceder al vehículo y hacer las reparaciones pertinentes, por lo que estos modelos también ayudarán a la lucha contra los talleres ilegales, contra los que ATRA ya ha presentado “350 denuncias solo en la provincia”. Fontán ve en el coche autónomo una oportunidad de acabar con estas prácticas, pero también para reducir los accidentes de tráfico y para transformar los talleres mecánicos tradicionales, que ya trabajan en el relevo generacional y la atracción de jóvenes altamente cualificados.