El sector europeo de automoción, que se ha visto especialmente afectado por la pandemia del Covid-19, propone un plan compuesto por 25 acciones clave, dirigido a los responsables de la toma de decisiones a escala nacional y de la Unión Europea, para garantizar un fuerte reinicio del sector y de la economía en general.

Este plan ha sido elaborado por las asociaciones Acea, Cecra, Clepa y ETRMA que representan a la cadena de suministro de automoción en su conjunto: desde los proveedores de equipos y neumáticos hasta los fabricantes de vehículos, distribuidores y talleres. Juntos quieren contribuir a una respuesta política al Covid-19 que garantice la salud pública, minimice el impacto en la economía y mantenga el enfoque en los objetivos generales de nuestro tiempo: la sociedad digital y neutra en carbono.

Como parte de esta acción, el sector pide planes de renovación de vehículos, para todos los tipos y categorías, coordinados en toda la UE. Esto impulsará la demanda privada y empresarial, apoyará la recuperación económica en general y acelerará el rejuvenecimiento de la flota de vehículos en las carreteras europeas. Los incentivos a la compra y a la inversión deberían basarse en criterios similares en toda Europa, recurriendo tanto a la financiación nacional como a la de la UE. Estos planes deberían mejorarse mediante primas al desguace y deberían tener en cuenta las ambiciones climáticas y los objetivos de eficiencia de los recursos de la sociedad, junto con el impacto económico.

Eric-Mark Huitema, director general de la asociación de fabricantes de automóviles ACEA, destaca que ahora es crucial volver a poner en marcha toda la cadena de valor de automoción. “Necesitamos un relanzamiento coordinado de la actividad industrial y minorista, y mantener la liquidez de las empresas. Habrá que adoptar medidas específicas para activar la demanda y la inversión. El estímulo de la demanda impulsará la utilización de nuestra capacidad manufacturera, salvaguardando el empleo y las inversiones”.

Por su parte, Bernard Lycke, director general de Cecra, la asociación de concesionarios y talleres de automoción, indica que “para relanzar la movilidad y la actividad económica, será esencial que los concesionarios de vehículos y los talleres de vehículos de motor reabran lo antes posible en los países donde aún están cerrados. Los incentivos de compra específicos y los planes de desguace para todas las categorías de vehículos, además de estimular la recuperación, contribuirán positivamente a la neutralidad en carbono y la seguridad vial”.

Para Sigrid de Vries, secretaria general la asociación de la industria de proveedores de automoción en Europa, Clepa, “reiniciar el sector del automóvil actuará como motor de la recuperación económica global debido al impacto significativo en el empleo y al efecto inmediato en otros sectores. La inversión en las personas y en I+D también sigue siendo clave. Europa necesita un ecosistema de automoción fuerte para mantenerse competitiva y avanzar con ambiciosos objetivos medioambientales, digitales y de seguridad vial”.

Finalmente, Fazilet Cinaralp, secretaria general de ETRMA, Asociación Europea de Fabricantes de Neumáticos y Caucho, señala que el sector de automoción está comprometido a salir de esta crisis más fuerte que antes. “Un reinicio exitoso requiere un marco regulador favorable que proteja la salud pública, minimice el impacto en la economía y garantice una transición a una economía circular y neutra en carbono. En estrecha colaboración con la Comisión Europea, queremos contribuir a una respuesta política que permita una recuperación exitosa de Covid-19”.