La Comunidad de Madrid ha comunicado oficialmente a Asetra que los talleres madrileños más perjudicados para la pandemia podrán acceder a ayudas directas. La convocatoria para la presentación de solicitudes se hará durante el mes de abril y, en estos momentos, se trabaja en la determinación de bases y procedimiento.

En principio, podrán beneficiarse de las ayudas de la Comunidad de Madrid las empresas que hayan sufrido un descenso del 30% o más en su facturación durante 2020 como consecuencia de la pandemia. Desde el Gobierno regional se trabaja en simplificar al máximo los procesos administrativos para facilitar su solicitud. Según informa Asetra, también queda por determinar qué otros requerimientos y compromisos implicará la concesión de las ayudas, que tardarán unos meses en materializarse y que serán posibles gracias a fondos propios de la Comunidad, toda vez que las ayudas similares a nivel estatal han dejado excluido al sector.

Estas medidas han sido confirmadas de manera directa por Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Hacienda y Función Pública, y Rodrigo Tilve Seoane, viceconsejero de Economía y Competitividad de la Comunidad de Madrid, al presidente de Asetra, Ramón Marcos, en el transcurso de una visita a la sede de la asociación madrileña celebrada el pasado 26 de marzo.

Además de los altos cargos de la administración autonómica madrileña y del presidente de Asetra, participaron en el encuentro Víctor Rivera, presidente ejecutivo y secretario de la asociación, y Nuria Álvarez, directora de Relaciones Institucionales y Comunicación.

Además de comunicar de manera directa la decisión de incluir al sector expresamente como destinatario de las ayudas anunciadas, los representantes de la Comunidad de Madrid quisieron conocer mejor la estructura y problemática del taller madrileño, especialmente la situación en el momento actual, la necesaria evolución del sector en los próximos años como consecuencia tanto del cambio tecnológico del automóvil como de la forma de vida de los consumidores de servicios de movilidad, y la conveniencia de simplificar la normativa que han de cumplir las pymes, “una carga verdaderamente excesiva para las micropymes y pymes del sector”, a juicio de Asetra.

En este sentido, la Comunidad de Madrid y Asetra han abierto nuevas vías de colaboración para tratar de ayudar a los talleres en estos tres aspectos fundamentales.