CAPA, Comisión Antipiratería para la Automoción, ha acusado recientemente a los cinco responsables de diversos talleres ubicados en Castelldefels y en Huelva por la comisión de sendos delitos contra la Propiedad Industrial, al adquirir, ofertar y utilizar equipos de diagnosis falsificados, informa la entidad en un comunicado.

En los escritos de acusación, presentados ante los Juzgados de Instrucción nº 5, de Gavá, y nº 1 de Huelva, CAPA ha solicitado la imposición de penas de dos años de prisión a los responsables de los hechos denunciados, así como la correspondiente indemnización por daños y perjuicios causados.

“En ambos procedimientos, el Ministerio Fiscal consideró igualmente que se habían podido cometer delitos contra la Propiedad Industrial, por lo que en su momento se pronunció provisionalmente en este sentido a la vista del resultado de las diligencias de investigación practicadas”, informan desde CAPA.

La Comisión Antipiratería también anuncia que, “próximamente, los Jueces Instructores de ambas causas deberán dar traslado de las actuaciones a los acusados para que presenten sus correspondientes escritos de defensa. Realizado este trámite procesal, las causas deberán remitirse a los Juzgados Penales para la celebración de los juicios”.