Carlunas, compañía especializada en reparación y sustitución de lunas de automóviles, lanza un nuevo servicio de grabación de la matrícula en los cristales del vehículo, con el objetivo de evitar posibles robos.

El grabado de cristales consiste en sellar la matrícula o los ocho últimos dígitos del bastidor en las ventanillas, cristales fijos, lunetas traseras y parabrisas del coche, para dificultar pasar controles de seguridad o vender el coche en el mercado 'negro'.

La firma precisó que este sistema está homologado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Carlunas ofrece a los usuarios toda la información relativa a este servicio a través de su web, www.grupocarlunas.com.