Centro Zaragoza (CZ) participa en el proyecto de investigación Safebus en el que se han diseñado sistemas de seguridad activos, o primarios, que eviten posibles atropellos a los peatones que se encuentren en las inmediaciones del autobús.

También se están estudiando sistemas de seguridad pasivos, o secundarios, que traten de minimizar las lesiones en caso de que un usuario sufra una caída en el interior del autobús. Asimismo se han analizado nuevos diseños de asientos.

Teniendo en cuenta los objetivos del proyecto, y tras tres años de trabajo, se han obtenido los siguientes resultados:

- Se ha comprobado que la instalación de cámaras en el exterior de autobús resulta muy eficaz a la hora de detectar a los peatones que se encuentran tanto a corta como a media distancia del autobús.

- En caso de que las cámaras detecten a un peatón en las proximidades del autobús se ha desarrollado un sistema que evita que el conductor del autobús pueda accionar el pedal del acelerador, activándose una señal acústica para avisar al conductor de la situación de peligro que se está creando.

- Las cámaras son capaces de detectar un atropello inminente en la arrancada y detener el autobús de manera autónoma para evitarlo. Además, a parte de la señal acústica, se endurece la dirección del vehículo.

- Este sistema de seguridad activa desarrollado para detectar peatones, sin resultar un sistema muy invasivo para el conductor o para el propio vehículo, es muy eficaz a la hora de evitar atropello, siendo fácilmente comercializable debido al bajo coste de sus componentes.

- Se ha creado un prototipo de asiento semisentado que es más sensible a las características del usuario que otro tipo de asiento, como son las actuales butacas. Por otro lado, también se ha comprobado que situar el asiento semisentado en posición frontal es más seguro para el usuario que en posición lateral.