Enrique Fontán, presidente de Cetraa, y Ramón Marcos, presidente de Conepa, han firmado la creación de una “Alianza Estratégica por el Sector de la reparación y mantenimiento de vehículos”, dotada de una estructura orgánica, no jurídica, que permita aunar los esfuerzos por representar y defender los intereses de los empresarios del taller.

La rúbrica, que tuvo lugar el pasado 24 de enero en la sede de Confemetal en Madrid, la patronal española del metal de cuyo comité ejecutivo Cetraa y Conepa forman parte, ratifica, según los firmantes, “un firme deseo de colaboración en beneficio de sus respectivos asociados al entender que todos ellos tienen básicamente los mismos intereses en cuanto a representatividad y defensa ante instituciones públicas y privadas en los ámbitos nacional e internacional”. Además, las entidades consideran que “la comunicación de mensajes comunes o complementarios favorecerá la imagen de ambas y de todo el colectivo de la reparación y el mantenimiento de vehículos”.

Alianza CETRAA   CONEPA 2

Cetraa y Conepa, que mantienen sus propias estructuras y modelos de funcionamiento y gestión, trabajarán de manera coordinada en una agenda de temas de interés común, cuya determinación se hará con el acuerdo de ambas entidades. “Las propuestas podrán venir tanto de una toma de posición común a raíz de cualquier contacto o por proposiciones concretas de una de las entidades a la otra”, informan en un comunicado.

En principio, las prioridades de la colaboración se centrarán en la representación de los talleres ante las autoridades españolas y de la Unión Europea, especialmente en cuestiones relacionadas con la actualización y redacción de nueva normativa generada por el avance técnico y social del mundo del automóvil, la persecución de la actividad clandestina de reparación y mantenimiento, y las relaciones talleres-aseguradoras.

La Alianza Cetraa-Conepa por el sector se desarrollará en base a una estructura sustentada en diferentes órganos ejecutivos: uno de índole jerárquica superior, formado por los presidentes de ambas entidades y/u otros miembros de las Juntas Directivas de ambas entidades; un segundo de actuación ejecutiva y dependiente del anterior, con los dos secretarios generales y/u otros secretarios técnicos que se decida en cada caso; y comisiones de trabajo para seguimiento de temas concretos.

Asimismo, la Alianza contempla la colaboración con otras entidades de intereses más heterogéneos, pero que pudieran compartir afectación en asuntos concretos.