Juan Ávila Francés, secretario general de la Femp (Federación Española de Municipios y Provincias) y Antonio Atiénzar y Ana Ávila, vicepresidente segundo y secretaria de Cetraa (Confederación Española de Talleres), se reunieron la semana pasada para analizar el problema actual de los talleres clandestinos.

Así, en el encuentro Cetraa solicitó poder transmitir directamente a los alcaldes los problemas ocasionados por la práctica ilegal de la reparación y mantenimiento. Esto, tal y como indicó Atiénzar a Ávila, permitiría abrir vías de trabajo y de colaboración común para erradicar estos locales y su actividad fraudulenta.

La confederación ofrece poner a disposición de las autoridades competentes su amplia experiencia en la materia, explicando los planes puestos en marcha y que han cosechado varios éxitos.

Por su parte, la Femp se compromete a ayudar al sector, proporcionando una línea abierta de diálogo que permita trabajar conjuntamente, además de presentar a la comisión pertinente todo lo tratado a lo largo de la reunión junto con documentación de apoyo facilitada por Cetraa.